La Iglesia de la Paz (Friedenskirche) necesita su ayuda

La Iglesia de la Paz (Friedenskirche) necesita su ayuda

En condiciones normales, en estos días estaríamos inmersos en celebración de nuestro gran bazar de Adviento, uno de los eventos más importantes, populares y, sobre todo, más decisivos en la recaudación de fondos de nuestra comunidad. Pero este año todo es diferente: no habrá bazar de Adviento, como tampoco hubo bazar de Pentecostés, ni retransmisión de partidos de fútbol en el patio, sólo se han celebrado contadísimos conciertos, y muy pocas y muy limitadas fiestas.

No solo se han suprimido tradiciones importantes y muy apreciadas, también hemos perdido nuestras principales fuentes de ingresos. Nuestra comunidad nunca ha sido particularmente rica, pero la situación actual es, sin exagerar, dramática. La comunidad de la Iglesia de la Paz está al borde de la bancarrota y necesita ayuda muy urgente.

Compartimos esta situación con muchos sectores, entre ellos la restauración, como nuestro socio colaborador “Sin Sombrero”. Todos están luchando por subsistir, sin mencionar a las numerosas familias que se ven afectadas por el desempleo y las grandes dificultades sociales. 

En estos momentos de dura crisis hay muchos a los que habría que ayudar. ¿Por qué ayudar precisamente a la Iglesia de la Paz? Quizás porque somos una institución entre cuyas tareas esenciales está la de ayudar. En primer lugar, por supuesto, la ayuda pastoral. Pero también porque somos un centro en el que las personas se reúnen y encuentran apoyo. Porque estar en comunidad también ayuda. Porque somos un lugar de tradición, donde naturalmente prevalece la religión, pero también la cultura y el idioma común. Un lugar en el que se atiende desde los más pequeños a las personas más mayores. 

Muchos de ellos tienen sus raíces en nuestra parroquia, pero otros, que llegan nuevos a Madrid, tienen en la comunidad un lugar de encuentro desde el que partir desde cero. De maneras muy diferentes, la Iglesia de la Paz se convierte en un hogar para muchísimas personas.

Hemos puesto en marcha varias iniciativas para intentar compensar las pérdidas financieras sufridas a causa del coronavirus. Sin embargo, los ingresos no son suficientes. 

Existe el riesgo real de que ya no podamos cubrir nuestros gastos, que no podamos seguir ofreciendo nuestros servicios y que, al final, el pastor deba regresar a Alemania y se cierre la parroquia. 

Para evitar esta dramática decisión solicitamos urgentemente donaciones. Incluso pequeñas cantidades pueden ayudar. ¡Necesitamos ayuda urgente para que nuestra iglesia, nuestra comunidad, pueda sobrevivir!

¡Ayude a su comunidad!

Nuestra cuenta:

Targo Bank, BIC: CMCIESMM

COMUNIDAD EVANGÉLICA DE HABLA ALEMANA

ES28 0216 1083 0406 0029 7856

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Die Predigt zu Quasimodogeniti steht als Podcast bereit: https://t.co/xJREFivbO4 „Selig sind, die nicht sehen und d… https://t.co/Z48bY51x5P